VITAMINA C Y SUS BENEFICIOS EN LA COSMÉTICA

La dieta mediterránea aporta la vitamina C que necesita el organismo. La complementan grupos de alimentos que según estudios científicos, su consumo en conjunto produce longevidad. Es el reto de la sociedad actual, la base de la medicina preventiva y, el objetivo que persigue la formulación de cosméticos que no dan tregua a la lucha anti edad. El ácido ascórbico o vitamina C, es un nutriente esencial para el organismo que aumenta la producción de colágeno, incrementa la elasticidad de la piel y minimiza las arrugas. Un principio activo sustancial también en la composición de un elevado porcentaje de cosméticos que reparan el envejecimiento cutáneo. Ordena la actividad que deben cumplir todos los ingredientes para conseguir el efecto reparador e iluminador que reza en la etiqueta del cosmético. El excipiente que marca la textura del mismo influye en el resultado final, pero la eficacia la proporciona el porcentaje del principio activo que por norma general no supera el 3% en la formulación de la mayoría de cosméticos convencionales.

Vitamina C : nivel óptimo de concentración

vitamina c

Los laboratorios de la industria cosmética conocen los beneficios de este principio activo al que en este sector se conoce como el rival menos débil de los radicales libres. Además, su rendimiento va más allá porque su uso ayuda a evitar las alteraciones pigmentarias, es altamente hidratante y, también tiene propiedades antiinflamatorias. Su uso tópico para generar todas estas acciones está demostrado que es 20 veces más efectivo que por vía oral. Pero, esta efectividad no es real si no se alcanza el nivel de concentración óptimo para llegar al fibroblasto que se encarga de impulsar la síntesis de colágeno. Los expertos advierten que su densidad debe alcanzar entre el 10 y el 15% de proporción. Porcentajes inferiores se quedan a medio camino en la búsqueda de la vitalidad facial. Si este es tu objetivo, encontrar una crema, sérum o ampolla que concentre la energía que necesita tu piel, ¡No olvides leer la letra pequeña, en este caso de la etiqueta!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *